Arquitectura cerebral y diversión: 3 áreas cerebrales implicadas

Indagaremos para responder a: ¿Cuál es la arquitectura cerebral que crea la diversión? ¿Qué sucede en el cerebro? ¿Qué áreas cerebrales están implicadas?

película Patch Adams, 1998.

Indagaremos para responder a las preguntas: ¿Cuál es la arquitectura cerebral que crea la diversión? ¿Qué provoca la diversión? ¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando nos divertimos? ¿Cuáles son los neurotransmisores implicados? ¿En qué áreas cerebrales?

Todos tenemos deseo de divertirnos, pasarlo bien, haciendo deporte. Pero ¿sabemos qué sucede a nivel cerebral para que eso suceda? ¿Sabemos qué mecanismos están implicados?

Es importante ser consciente de ello en nuestro ámbito para entender más las relaciones entre deporte y deportistas; sobre todo por parte de éstos últimos (autoconocimiento) y de los profesionales deportivos porque entender permite trabajar con mayor calidad para facilitar que se den estos procesos y no bloquearlos; al mismo tiempo que les damos la importancia que merecen.

No obstante, esto es aplicable a cualquier ámbito, ya sea profesional, académico, deportivo, social, personal, de ocio… Y como un gran ejemplo de ello tenemos la película Patch Adams, basada en el médico Patch Adams, el cual promovió medios alternativos de sanación para enfermos en colaboración con el instituto.

Fue el inventor de la risoterapia con fines médicos y terapéuticos, además de ser responsable de la inclusión de la misma en la medicina moderna.

Diversión social y arquitectura cerebral

La interacción social tiene propiedades reforzadoras; es decir, el hecho de estar con otras personas e interactuar con ellas hace de refuerzo, aumenta la probabilidad de que esa conducta se vuelva a producir; cuando esto sucede, implica que se siente cierto grado de placer (asociado a la diversión) que provoca que se quiera repetir la conducta (1).

Esta interacción social es más placentera cuando sucede con niveles de motivación similares entre las personas implicadas, cuando es recíproco, cuando hay iniciativa por parte de todos; ya que, si no, se produciría un desajuste que afectaría en la motivación y en el placer que se experimenta; se produciría una disminución de la motivación cuando no hay respuesta por parte de otra persona (1).

Así pues, cuando se produce en el deporte, podemos ver que jugar con/contra otras personas (amigos, compañeros, rivales…) produce diversión.

Arquitectura cerebral y diversión. Deportistas divirtiéndose durante una carrera en Navidad.

La diversión social está asociada a vocalizaciones de frecuencias altas.

Arquitectura cerebral de la diversión

Existen sustancias de señalización en el cerebro llamadas neurotransmisores que juegan un papel particular en los procesos mentales del placer y, por lo tanto, de la diversión.

Los neurotransmisores más prominentes son la dopamina, los opioides endógenos (a menudo denominados endorfinas, aunque las endorfinas son en realidad solo una subclase de opioides) y los cannabinoides endógenos (o endocannabinoides) (4-10).

La dopamina, los opioides y los endocannabinoides actúan en una red distribuida de regiones cerebrales que generan y perciben emociones, incluyendo el área tegmental ventral, el núcleo accumbens, el pallidum, la corteza frontal y la amígdala (4-10).

Arquitectura cerebral y diversión. Usain Bolt divirtiéndose en su carrera durante las Olimpiadas.

Los procesos mentales que crean diversión están subdivididos en motivación (querer) y hedonismo (placer o gusto) (11).

Sin embargo, los estudios sobre otros comportamientos recompensados ​​han indicado que la vía dopaminérgica desde el área tegmental ventral hasta el núcleo accumbens, también conocida como vía de dopamina mesolímbicamedia la motivación en lugar del placer (diversión) (10).

Por otro lado, los opioides y los cannabinoides secretados localmente en el núcleo accumbens, el pallidum ventral y, tal vez, la amígdala, probablemente, median el hedonismo subjetivo (9).

Neurotransmisores

El placer juega, posiblemente, un papel más prominente en el comportamiento observado porque la presentación de una persona motivada socialmente puede ser agradable en sí misma y no hay necesidad de una motivación más elevada para sentir un alto grado de diversión.

Arquitectura cerebral y diversión. Deportista divirtiéndose con música.

El apoyo adicional a la noción de que los opioides aumentan las propiedades hedónicas del deporte, la diversión, proviene de la observación de que durante el deporte hay un aumento en la actividad de los opioides en el núcleo accumbens (10).

Estudios han informado que la estimulación local del receptor de opioides en el núcleo accumbens aumenta las propiedades hedónicas (10), por lo que muy probablemente este mecanismo también mejore la recompensa social y produzca diversión.

Los cannabinoides endógenos, o endocannabinoides, son neurotransmisores que se ha implicado en emociones positivas y motivación (12) y, por lo tanto, en la diversión. Los endocannabinoides también juegan un papel importante en la regulación de la diversión.

Áreas cerebrales

Hay tres áreas del cerebro estrechamente implicadas en la motivación y el hedonismo y, por lo tanto, en la diversión, que han sido investigadas por su participación en el deporte:

Arquitectura cerebral y diversión. Centros cerebrales del placer.
  • El núcleo accumbens: Estructura cerebral subcortical, situada en el punto en que núcleo caudado y putamen se juntan con el septum. Este núcleo forma parte de la zona ventral del cuerpo estriado, siendo uno de los núcleos que configuran los ganglios basales. Forma parte del sistema de placer y recompensa. Se encarga de activar la motivación y permite que la voluntad se traduzca en acción.
  • La amígdala: estructura compleja en forma de almendra en el cerebro. Su nombre viene de la palabra griega que significa «almendra». Se encuentra cerca del hipocampo, en la porción frontal del lóbulo temporal; en el sistema límbico del cerebro. Es el principal núcleo de control de las emociones y sentimientos en el cerebro, controlando asimismo las respuestas de satisfacción o miedo.
  • La corteza frontal: El lóbulo frontal es uno de los cuatro lóbulos de la corteza cerebral y constituye una región grande que está situada en la parte delantera del cerebro, justo detrás de la frente. Es el responsable de procesos cognitivos complejos, las llamadas funciones ejecutivas.

Conclusiones sobre la arquitectura cerebral

  • En primer lugar, existe una amplia evidencia empírica de que la diversión y la interacción social tiene fuertes efectos subjetivos positivos y reforzadores.
  • En segundo lugar, los sistemas de neurotransmisores que están íntimamente implicados en las propiedades motivadoras y placenteras de la diversión, como los opioides endógenos, los cannabinoides endógenos y la dopamina, modulan la diversión en gran medida.
  • En tercer y último lugar, las regiones del cerebro donde se originan las emociones positivas y la motivación (diversión), como el núcleo accumbens, la amígdala y la corteza frontal, también median en la diversión.

Artículo escrito por: Sonia Pineda Hernández

Fuente: Mundo Entrenamiento, el deporte bajo evidencia científica.

Lea también: El aprendizaje neuroinducido pronto será posible

Social tagging: > >

Deja una respuesta