Dislexia

La dislexia proviene del griego, y significa dificultad con el lenguaje. Su origen es de carácter neurobiológico y se caracteriza por una grave dificultad para descifrar la forma escrita del lenguaje, porque las adquisiciones del individuo en el ámbito de la lectura, la escritura y el deletreo, está muy por debajo del nivel esperado en función de la inteligencia y de su edad cronológica. Es un problema de índole cognitivo, que afecta a aquellas habilidades lingüísticas asociadas a modalidades escritas.

Al ser una dificultad para aprender a leer de forma fluida, con motivación y escolarización normales.  Dentro del proceso de lectura les cuesta mucho, es lenta y tienen frecuentes errores como:

  • omisiones de letras o silabas (olvidar leer una letra o sílaba)
  • sustituciones (leer una letra por otra)
  • inversiones (cambiar el orden de las letras o silabas)
  • adicciones (añadir letras o silabas)
  • unión y fragmentación de palabras (unir y separar palabras de forma inadecuada)
  • rectificaciones, vacilaciones y saltos de línea durante la lectura.

De esta forma, también la comprensión de lo que leen es inadecuada.

¿Cuál es su causa?

La causa exacta no se sabe en la actualidad. Sí se puede decir que no se trata de una falta de esfuerzo o motivación. Según las investigaciones más recientes parece ser un proceso de índole neurobiológico con una base genética.

Es muy frecuente que haya otros casos en la familia de dificultades con la lectura.

¿Se asocia a otros trastornos?

La dislexia se basa en un déficit fonológico. Es decir, una dificultad para asociar correctamente cada letra escrita con su correspondiente sonido. Muchas veces se asocia a otros problemas como son:

  • trastorno de déficit de atención e hiperactividad
  • disgrafía(escritura defectuosa sin que presente un importante trastorno neurológico o intelectual)
  • disortografía(errores de la escritura que afectan a la palabra y no a su trazado o grafía)
  • discalculia(dificultad innata para el procesamiento de los números, el cálculo aritmético y la resolución de problemas)
  • trastorno del desarrollo de la coordinación(torpeza, mala coordinación y facilidad para caerse).

La mayoría de los estudios que se han realizado en torno a esta área de la dislexia, encontrando que este trastorno se transmite de forma genética y por ello resulta muy frecuente encontrar en una familia a más de una persona con este trastorno. Es independiente de cualquier causa intelectual, cultural y emocional, y se da a pesar de una inteligencia normal o por encima del promedio.

Según algunas estadísticas la dislexia afecta en mayor o menor grado un 10% o un 15% de la población escolar y adulta. Afecta en igual medida a los niños de ambos sexos. Dada la generalización de la enseñanza a toda la población de forma obligatoria y el uso prioritario de la lectura y la escritura como mediadores del aprendizaje básico.  Las estadísticas indican que aproximadamente en un salón de 25 estudiantes por lo menos uno es disléxico y tiene dificultades para el aprendizaje.

Neurofeedback  y dislexia

Al ser de origen neurobiológico, y existir deficiencias dentro de la activación cerebral una buena opción de tratamiento es el neurofeedback, ya que permite desarrollar satisfactoriamente la activación cerebral en estas áreas. Dentro del área cerebral respecto a este trastorno, cuando áreas del hemisferio izquierdo no están activadas o existe falta de conectividad entre los sitios, el proceso de lectura se ve afectado. Neurofeedback ayuda con el proceso de activación y la comunicación entre los circuitos propios para la lectura aumentando la probabilidad que esta se vea mejorada satisfactoriamente.

El proceso que se realiza en neurobiofeedback permite la evaluación de las áreas para localizar el procesamiento que están involucradas para mejorar las habilidades de lectura. Estos pueden incluir dos tipos de entrenamiento el llamado de amplitud y la coherencia. Una vez que las áreas del cerebro se activan y la comunicación entre las zonas se facilita, la lectura puede mejorar considerablemente

Un patrón de neurofeedback reactiva la actividad que este desregulada en el cerebro del paciente, estimulando considerablemente la plasticidad neuronal,  que en consecuencia permite dirigir la creación de nuevas sinapsis a las áreas afectadas, consiguiendo disminuir la sintomatología del trastorno y la mejora del rendimiento escolar esperado.

Deja una respuesta