Trastorno por Déficit de Atención

  • Déficit de atención e Hiperactividad
    • El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) se define como, un síndrome conductual de origen neurobiológico. Sus síntomas característicos son la incapacidad de mantener la atención por un tiempo prolongado, suelen ser personas inquietas, impacientes e impulsivas; pueden ser desorganizados e interrumpir a los demás. Se distraen fácilmente haciendo tareas de rutina y en los adultos suelen ser común los cambios de trabajo. Los estudios ahora sugieren que el 60 o 70% de los niños con este síndrome siguen presentando los síntomas en su adultez.
    • Se desconocen las causas directas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad, se tienen algunas teorías que han ayudado a explicarlo pero, no se tiene ninguna evidencia definitiva de lo que en realidad lo causa. Diversos estudios indican que son varios los factores que influyen en la gravedad de los síntomas del TDAH, pero estos son difíciles de clasificar como causa propiamente dicha del trastorno.
    • Las teorías patogénicas de este síndrome son varias, pero las más resaltantes son tres: (1) neuroanatómica, (2) genética y (3) neuroquímica. La primera sugieren una lesión temprana en el hemisferio derecho en zonas relacionadas con la atención y trastornos en circuitos estriofrontales y en el cuerpo calloso; la segunda arguye que se han observado mayor riesgo en hijos de padres hiperactivos, mutaciones en genes que codifican los receptores de dopamina, disminuyendo la disponibilidad y actividad dopaminérgica; y la tercera implica la disminución de monoaminas.
    • El diagnóstico tradicional implica una evaluación del ambiente educacional, familiar y psicopedagógica, además de la búsqueda de síntomas de otras enfermedades y los antecedentes familiares. En adultos se realiza a través de los criterios del DSM-IV, la intervención puede implicar entrenamiento, psicoterapia, educación y medicación. Sin embargo ahora, como los patrones de ondas cerebrales arrojados por el EEG de las personas que padecen el trastorno y las que no son diferentes; esto podría sugerir que las personas pueden aprender a producir actividad cerebral que los ayuden a controlar los síntomas característicos del trastorno por déficit de atención con hiperactividad.
    • Existe suficiente investigación para concluir que, el neurofeedback puede ser una herramienta efectiva para disminuir los síntomas del TDAH equivalentes a los que se podrían conseguir con la medicación tradicional utilizada para el tratamiento de este síndrome. La respuesta al entrenamiento por neurofeedback parecer ser igualmente positiva en adultos y niños. Por lo que, se le puede ofrecer una alternativa diferente a la medicación tradicional a las personas con TDAH para el manejo de los síntomas, además se evidencia un cambio en los patrones de las ondas cerebrales de los pacientes. Sin embargo, también se puede combinar la neuroterapia con los tratamientos tradicionales, mencionados anteriormente.
    • Para los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad que no son tratados, existen consecuencias en el ámbito escolar, social y familiar, algunas pueden ser: que estén en cursos académicos inferiores a los esperados para su edad, tienen dificultades para aprobar sus exámenes, pueden tener problemas con sus compañeros lo cual generar que terminen siendo rechazados y en lo familiar, suelen tener mayores niveles estrés.

Deja una respuesta